Claudia

Claudia comenzó a acudir regularmente al quiropráctico desde los 5 años por un problema de asimetría en la pelvis que le hacía caminar metiendo el pie derecho hacia dentro.

Tras unas sesiones iniciales que fueron más continuas y con un mantenimiento posterior mensual observamos una clara mejoría, tanto en el problema al andar por el que acudimos al quiropráctico como a nivel personal