Ajustes quiroprácticos para la fibromialgia

La quiropráctica ha demostrado ser un método seguro y eficaz para la fibromialgia.

La fibromialgia es difícil de diagnosticar y afecta entre el 3% y 6% de la población. La causa exacta que desencadena la fibromialgia se desconoce.

Se caracteriza por rigidez y dolor de intensidad variable en músculos, tendones y tejidos blandos alrededor de las articulaciones; así como pérdida de movimiento en la columna vertebral, disminuyendo los reflejos neurológicos, alterando el metabolismo y la homeostasis del organismo y causando fatiga crónica (cansancio extremo).

Las personas con fibromialgia tienen “puntos hipersensibles” en el cuerpo:

El cuello, los hombros, la espalda, las caderas, los brazos y las piernas. Los puntos hipersensibles duelen al presionarlos.   Se han descrito hasta 18 puntos dolorosos o hipersensibles repartidos por el cuerpo en los pacientes de fibromialgia.

En general, las personas que padecen de fibromialgia suelen tener los síntomas:

  • Dolor difuso, en gran parte del cuerpo
  • Fatiga Crónica
  • Dificultad para dormir en calidad y cantidad (en el 70% de los casos)
  • Rigidez articular por la mañana
  • Dolores de cabeza
  • Periodos menstruales dolorosos
  • Sensación de hormigueo o adormecimiento en las manos y los pies
  • Falta de memoria o dificultad para concentrarse
  • Problemas gastrointestinales (colon irritable, reflujo, etc.)
  • Entumecimiento de pies y manos
  • Vértigo
  • Depresión (en el 25% de los casos)
  • Ansiedad
  • Cambio de humor

Solicita información

Pide información sobre nuestros horarios y precios de ajustes quiroprácticos o llámenos al

914 31 10 38

Tradicionalmente, para paliar los síntomas se suelen administrar fármacos como analgésicos y antiinflamatorios, aunque estos no suelen ser muy efectivos y suelen tener multitud de efectos secundarios.

Hay una cosa cierta, y es que con la fibromialgia está presente la falta de movilidad de la columna vertebral, así como desalineamiento segmental vertebral; lo que conlleva presión e irritación a los nervios y, por lo tanto, una alteración en la comunicación neurológica entre el cerebro, la médula y el organismo (músculos, ligamentos, órganos vitales, sistema inmunológico…), resultando en un mal funcionamiento del organismo en general y una incapacidad de curación adecuada.

Tratamiento de la Fibromialgia con la quiropráctica:

Todos los síntomas y comorbilidades asociadas con la fibromialgia pueden estar directamente relacionados con el sistema nervioso central y algunas variaciones de interferencia nerviosa. Cuando se utiliza la atención quiropráctica como una opción de tratamiento primario, se eliminan las desalineaciones vertebrales y se elimina la interferencia nerviosa. Con ajustes científicos específicos, la causa raíz del dolor de la fibromialgia se trata directamente.

Esta es una gran noticia para quienes padecen fibromialgia porque significa que cualquier desconexión que ocurriera en el cuerpo que causara dolor y disfunción se corregirá, lo que conducirá al alivio de los síntomas y la enfermedad.

¿Qué hace el quiropráctico para ayudarte con la Fibromialgia?

fibromialgia

El tratamiento quiropráctico consiste en realizar “ ajustes” muy precisos a los segmentos vertebrales afectados para restaurar el movimiento y alineación de la columna vertebral; y de esa forma  disminuir o eliminar la irritación y presión a los nervios. Esto permite la completa comunicación entre el cerebro, la médula y el organismo, con lo cual se facilita el funcionamiento óptimo del cuerpo y su curación desde dentro, de una forma natural.

Al eliminar las interferencias nerviosas a lo largo de la columna, el quiropráctico restablece el equilibrio del sistema nervioso, dotando al organismo de una mejor capacidad de adaptación a su medio ambiente y de funcionamiento.

Cuando el cuerpo funciona bien y está adaptado, los músculos se relajan, los órganos trabajan mejor, el sistema inmunológico nos protege mejor, se tiene mayor movilidad y mejor salud en general. Al mejorar el funcionamiento de su organismo y eliminar o reducir los dolores, el paciente también mejorará su estado de ánimo, aumentará su vitalidad y se reducirán los problemas de insomnio.

Los estudios han demostrado que aquellas personas que utilizan la atención quiropráctica para la fibromialgia vieron beneficios más sustanciales que los que no lo hicieron. Estos beneficios incluyen menos dolor y sensibilidad, mejor sueño, mejor estado de ánimo y reducción general de los problemas y complicaciones asociados.