La Quiropráctica

Qué es la Quiropráctica

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS):

«La quiropráctica es la profesión sanitaria que se ocupa de las alteraciones y problemas del sistema músculo-esquelético, especialmente los de la columna vertebral; y de los efectos que producen estos desórdenes en la función del sistema nervioso y en la salud en general.»

Organización Mundial de la Salud, Ginebra 2005

Una columna sana para una vida sana

La quiropráctica se basa en que el cuerpo tiene capacidad innata de auto-curación; como se ve cuando un corte se cicatriza solo al mantenerlo limpio; o con el sistema inmunológico que está contantemente activo, curándonos.

El segundo hecho en que se basa es que el cerebro y la médula, a través de los nervios, controlan todas y cada una de las funciones del organismo.

Si la comunicación entre la médula y el organismo es correcta el cuerpo «sabe» como funcionar adecuadamente y como curarse; pero si existe alguna interferencia en esa comunicación, (por ejemplo, un nervio irritado por una vértebra que está en mala posición o sin el movimientto adecuado), el organismo pierde su capacidad óptima de funcionamiento, pudiendo resultar en enfermedad y dolor.

Esta discapacidad funcional de una articulación vertebral resultando en una interferencia del sistema nervioso se llama subluxación.

Solicita información

Pide información sobre nuestros horarios y precios de ajustes quiroprácticos

Cómo actúa la quiropráctica

La quiropráctica se basa en que tu cuerpo se puede curar y en que el cerebro es el órgano que controla y dirige todo el funcionamiento del cuerpo y su curación.

Tu cuerpo tiene una capacidad innata de autocuración y mantenimiento: tiene un sistema inmune que repara las células y órganos constantemente (destruye células cancerígenas, destruye invasores, vírus, bacterias, etc); tiene capacidad de reparar huesos rotos, tejidos dañados, etc.  Esto lo hace automáticamente, sin que tengamos que pensarlo conscientemente; y lo hace porque el cerebro le ordena que lo haga.

Cómo actúa la quiropráctica

El cerebro envía la información al cuerpo de cómo curarse y de cómo funcionar, a través de los nervios (sobre todo a través del sistema nervioso autónomo). Si no hay interferencias, el cuerpo funciona correctamente; pero si tenemos vértebras fuera de su posición correcta o que no se mueven adecuadamente, se produce presión en los nervios, causando una interrupción o alteración del flujo de información que viene del cerebro (y va al cerebro), causando que el organismo no sea capaz de funcionar correctamente o curarse, y, por lo tanto, al no poder hacerlo, se deteriora, enferma o no sana.

Esta discapacidad funcional de una articulación vertebral resultando en una interferencia del sistema nervioso se llama subluxación.

La quiropráctica, con sus ajustes (el tratamiento quiropráctico), restituye la posición correcta y el movimiento correcto de las vértebras, eliminando la presión a los nervios y las interferencias neurológicas; permitiendo que la comunicación entre el cerebro y el organismo sea correcta y el cuerpo funcione como debe funcionar y así se cure de aquello que necesite curarse, y pueda recobrar y mantener la salud de una forma natural, desde su interior.

La quiropráctica actúa en la raíz del problema en vez de ocultar los síntomas; por eso esta ciencia de salud se ha hecho tan popular en países como Estados Unidos, donde comenzó hace más de 120 años; y es utilizada, no solo como método para recuperar la salud, sino para mantenerse en «plena forma», como testifican muchas celebridades que, de forma regular, acuden a sus quiroprácticos.

La quiropráctica beneficia al tejido articular: cuando una articulación no se mueve correctamente, se degenera a una velocidad mayor de lo considerado normal, resultando normalmente en problemas como artrosis.  El ajuste quiropráctico al facilitar el movimiento de las articulaciones, favorece que partículas nutritivas entren en la cavidad articular, favoreciendo la regeneración del tejido sinovial, ayudando a recuperar su salud y evitando el proceso degenerativo.

La quiropráctica ayuda a reducir tensiones musculares, ya que los receptores neurológicos presentes en los músculos, al ser estimulados mediante el ajuste quiropráctico, envían una señal a la médula, iniciando el proceso de relajación muscular. En Centro Quiropráctico Wellness le aconsejamos sobre ejercicios que faciliten la elasticidad y fuerza del tejido muscular como parte integral en su recuperación y mantenimiento.

El ajuste Quiropráctico

activato-quiropractico-wellnessEl tratamiento quiropráctico se llama ajuste; y es el movimiento rápido y controlado de una articulación (normalmente vertebral), induciendo su posición correcta y su movimiento apropiado. Más que fuerza, lo importante es la velocidad y la precisión en la dirección del movimiento al realizarlo.

Existen diversas técnicas quiroprácticas; se pueden utilizar las manos o un instrumento, por ejemplo, el “activator” o unas cuñas para la zona iliosacra.  En el Centro Quiropráctico Wellness utilizamos distintas técnicas quiroprácticas, como activator, gonstead, sot, diversified o drop table, según sea necesario.

La intención del ajuste es corregir las subluxaciones y equilibrar el sistema nervioso, para que su cuerpo funcione a un nivel óptimo, con la mejor salud posible por el máximo tiempo posible.

¿Qué es una sbluxación?

subluxacion

Una subluxación vertebral es una alineación anormal o un movimiento bloqueado de las vértebras de la columna vertebral, que causa presión sobre un nervio o sobre su sistema nervioso. En algunos casos una subluxación causa dolor, pero la mayoría de las subluxaciones vertebrales no lo producen, se denominan «subluxaciones silenciosas»; pero, aun así, afectan el sistema nervioso, alteran su comunicación y deterioran el funcionamiento del organismo.

Subluxación:

  • Vértebra mal alineada
  • Tejido inflamado
  • Interferencia nerviosa

La subluxación, al presionar a los nervios, impide que la comunicación entre el cerebro y el cuerpo sea correcta, lo cual hace que el cuerpo funcione defectuosamente, enferme o no sea capaz de curarse.

Todo ser humano nace con un poder innato para reparar y mantener su cuerpo, trasmitido a través del sistema nervioso; sin embargo, los malos hábitos, el estrés y el medio ambiente en el que vivimos causan subluxaciones que afectan el flujo del poder interno. En el Centro Quiropráctico Wellness eliminamos las subluxaciones, restaurando el equilibrio natural del organismo y su capacidad de curación y de mantener su salud y energía.

Queremos que las personas que vienen a nuestro centro estén comprometidas a vivir una vida sana y feliz.

La carrera de Quiropráctica:

La carrera de quiropráctica dura unos siete años aproximadamente, dependiendo del país donde se curse; lo que significa unas 5,500 horas lectivas, más estudios preliminares que capaciten la entrada a la facultad de quiropráctica. Al finalizar los estudios se obtiene el título de doctor en quiropráctica (en Estados Unidos), o licenciado en quiropráctica (en países europeos).

En los Estados Unidos los doctores quiroprácticos están reconocidos como facultativos de atención primaria, capacitándoles para diagnosticar, tratar y trabajar conjuntamente con otros profesionales médicos; dar de alta o baja en asuntos laborales; así como tomar e interpretar pruebas diagnósticas tales como radiografías.

Un doctor en Quiropráctica es un especialista del sistema nervioso con enfoque primordial en la columna vertebral; y está especialmente preparado para detectar y corregir la subluxación vertebral o interferencia que impide al organismo funcionar con su pleno potencial de salud.

cinco-premisas-de-la-quiropractica