La Quiropráctica ayuda con la Lumbalgia

Ayuda a disminuir el dolor y los síntomas; y a recuperar el funcionamiento articular y del tejido blando, tal como el sistema muscular y los ligamentos.

Pero el efecto más importante del tratamiento quiropráctico es restaurar la integridad neurológica, facilitando que los nervios estén libres de presión e interferencias, mejorando así la comunicación entre la médula espinal y el organismo relacionado con dicha zona (sistema urinario, reproductor y parte del digestivo).

Dicha mejora en comunicación neurológica facilita también que el tejido blando dañado se recupere más rápidamente, ya que recibe información para que el proceso metabólico se adapte para facilitar la recuperación, controlando así mismo la tensión muscular, disminuyendo las contracturas que existan.

Un estudio de 2018 publicado en JAMA Network Open (EEUU) es uno de los últimos en evaluar la atención quiropráctica para tratar el dolor lumbar. Los investigadores inscribieron a 750 militares en servicio activo que se quejaron de dolor de espalda. La mitad fue asignada al azar para recibir atención habitual (incluidos medicamentos, autocuidado y fisioterapia), mientras que la otra mitad recibió atención habitual más tratamientos quiroprácticos.

Evolución después el tratamiento:

Después de seis semanas de tratamiento, los asignados para recibir atención quiropráctica:

  • Informaron tener menos intensidad del dolor
  • Experimentaron menos discapacidad y mejoría en sus funciones
  • Informaron mayor satisfacción con su tratamiento
  • Necesitaban menos analgésicos.

Para más detalles e información sobre como funciona la quiropráctica, ofrecemos una charla gratuita en nuestro centro. Por favor, llámenos para reservar su plaza.

Solicita información

Pide información sobre nuestros horarios y precios de ajustes quiroprácticos o llámenos al

914 31 10 38