Quiropráctica para lesiones deportivas

Desafortunadamente es muy común experimentar trauma haciendo deporte; ruptura de ligamentos, esguinces tanto de espalda como de extremidades; lo cual causa estar retirado del entrenamiento y perder tanto el tono muscular como la capacidad aeróbica.

Se ha demostrado que gracias al tratamiento quiropráctico las lesiones deportivas mejoran más rápidamente que sin él, (Véase también nuestro apartado relacionado con “las extremidades”).  De hecho, numerosos atletas de elite usan los servicios quiroprácticos para deportistas para su recuperación y mantenimiento.

Todo el funcionamiento del cuerpo depende de las órdenes que envía el cerebro al organismo para que este actúe correctamente.  Esa información se trasmite a través de los nervios que parten de la médula y salen de la columna vertebral, entre vértebra y vértebra. Para que cualquier lesión deportiva sane, tiene que recibir la correcta información neurológica del cerebro y médula para poderlo hacer, si no la recibe o está alterada, no podrá sanar correctamente.  De ahí que, una parte fundamental en la recuperación de lesiones deportivas es reducir las interferencias neurológicas localizadas en vértebras fuera de posición (subluxadas). La mal-posición vertebral puede estar causada por el trauma deportivo mismo o por otras causas, tal como estrés; y debe ser reducida para que el cuerpo sane correctamente.

Así mismo, una lesión deportiva implicando un bloqueo o mal-posicionamiento de alguna vértebra, causa que la zona del organismo relacionada con el nervio vertebral originario de esa vértebra esté afectado negativamente causando un funcionamiento defectuoso, que si no se corrigiese, con frecuencia lleva a complicaciones mayores, a veces serias. Por eso es importante revisar la columna vertebral en casos de traumas deportivos, independientemente de si existe dolor de espalda o no.

Solicita información

Pide información sobre nuestros horarios y precios de ajustes quiroprácticos o llámenos al

914 31 10 38